Sector sanitario

Muchas aplicaciones complicadas y diversas, soluciones para problemas relacionados con racores roscados, etc., exigen una diversidad equivalente de alicates y pinzas. Precisamente en el sector sanitario es imprescindible que el trabajo se realice con la máxima calidad para evitar daños graves ocasionados por fugas o filtraciones de agua, etc.

Los alicates y las pinzas VBW® asumen ese enorme desafío: desde las clásicas pinzas para bombas de agua “La herramienta roja con el punto amarillo”, pasando por la llave para tubos, hasta la ingeniosa llave para tubos ABC “X-Grip”, de una gran flexibilidad y versatilidad en la práctica gracias a su mordaza universal.

Las llaves para tubos y las pinzas para bombas de agua son sin duda los dos grandes grupos de herramientas más utilizados en el sector sanitario.

La llave para tubos está especialmente diseñada para el trabajo con tubos y se utiliza para actuar sobre los elementos de fijación empleados (manguitos, tuercas de unión, etc.) en la instalación de tubos. Es la herramienta clásica para las instalaciones sanitarias, así como en las instalaciones de calefacción y aire acondicionado.

Las pinzas para bombas de agua se diferencian de las llaves para tubos en el modo de funcionamiento. Las pinzas se autoajustan a la pieza debido a su mecanismo de palanca. La tuerca de ajuste situada en el brazo de palanca inferior limita de un modo aproximado la abertura de llave anteriormente ajustada. Por lo que no es necesario comprimir a tope ambos brazos de la llave para sujetar firmemente la pieza. Los pronunciados dientes de agarre de las mordazas penetran en la superficie de los tubos.

Información de interés sobre llaves para tubos

Diferenciación por la orientación de la boca:

A: Posición de la boca en 90°

Ventaja: las mordazas se hallan perfectamente enfrentadas, incluso con las pinzas completamente abiertas, cerrándose en paralelo sobre la pieza con toda su superficie. Esto hace que resulten ideales para enroscar racores hexagonales u octogonales.

B: Posición de la boca en 45° (llave para tubos en ángulo)

 

Diferenciación por la forma de las mordazas:

Forma A: mordazas rectas para sujetar objetos con superficies paralelas como, p. ej., tuercas

Forma B: una mordaza recta, otra escotada para sujetar objetos con superficies paralelas u objetos redondos

Forma C: mordazas en forma de S para sujetar objetos redondos

Información de interés sobre cortatubos

Los cortatubos VBW® se emplean para cortar diferentes tubos metálicos y de plástico. La forma de un cortatubos recuerda a la de un sargento.

El proceso de corte se efectúa colocando la pieza en el cortatubos y girando una rueda para aproximar el disco de corte. Para seccionar un tubo, primero se abre el cortatubos y se fija el tubo.

A continuación se gira el mecanismo de desplazamiento para aproximar y presionar el disco de corte contra el tubo. Por medio del movimiento giratorio del cortatubos se produce la penetración y el corte en la pieza.

Estas herramientas tienen su aplicación práctica en las instalaciones de agua y de calefacción, así como para cortar tubos de plástico o tubos huecos para cables.

Razones de peso por las que confiar en VBW®

Experiencia desde 1828: nosotros sabemos qué es lo que realmente importa, ya que llevamos casi 200 años demostrando nuestra dedicación por la fabricación de herramientas.

Calidad galardonada: trabajamos exclusivamente con materiales de alta calidad y con la máxima precisión para obtener resultados fascinantes.

Surtido variado: le pro­por­cio­na­re­mos el alicate o la pinza adecuada para cada situación. Esto le permite obtener solu­ciones multi­disci­pli­narias.

Ayuda personalizada: para facili­tarle la relación comer­cial, le asigna­mos una persona de contacto que está al corriente de todos sus procesos.

Valor para innovar: las exigencias cambian. Por eso no cesamos de trabajar en mejoras junto con nuestro equipo de diseño.

Seguridad probada: el cum­pli­mien­to de todas las normas y ensayos apli­ca­bles es un ele­mento inhe­rente a nuestro ADN corpo­rativo que nos permite garan­tizar su segu­ridad en el trabajo.